sábado, 20 de marzo de 2010

¿Cómo afecta la bajada de precios de los medicamentos a la farmacia?

Con fecha del 18 de Marzo, salió a la luz que el Ministerio de Sanidad junto a los Consejeros de Salud de las CCAA iban a reducir el gasto farmacéutico en 1.500 millores de €. Los instrumentos para llevar a cabo esta bajada suponen:
-Modificar el sistema de precios de referencia: Hasta ahora, el sistema público de salud calculaba el precio medio de los medicamentos de una enfermedad. Elegía los tres baratos y financiaba el precio medio. Ahora eso cambia, Sanidad sólo cubrirá el que tiene el precio más bajo.
- Rebajar el precio de los medicamentos genéricos.
- Reducir el precio máximo de los medicamentos destinados a síntomas menores.
Esta medida que afecta a los más de 20.000 establecimientos sanitarios que integran la red de farmacias en España, se ha recibido como un jarro de agua fría y añade otro problema más a las oficinas de farmacia como negocios sanitarios.
La manera en que se ha desarrollado, ajena a Colegios de Farmacéuticos, en ese secretismo que ha permitido su imposición, ha molestado a los presidentes de los colegios y a boticarios.
Las ocnsecuencias son:
1- Todas las farmacias verán reducido entre un 15 y un 25% su facturación a la seguridad social, con la consiguiente caída de ingresos.
2- Los fabricantes (Industria farmaceutica) utilizarán peor calidad en los medicamenttos para poder mantener su margen.
3- Dado que el farmacéutico ingresa menos, su capacidad para dar un mejor servicio, mayor atención y los horarios ampliados se van a ver reducidos.
La suma de estos tres factores va a dar un peor servicio al cliente, un profesional más insatisfecho con su trabajo y unos productos de peor calidad.
La demonización por parte del Estado de colectivo como el farmacéutico en los que parece que "se gane el dinero porque sí", solo redunda en la peor situación en la que se va a encontrar el usuario que es además el que, a través de sus impuestos, financian este sistema-
Es políticamente incorrecto el plantearse la posibilidad del copago farmacéutico, una medida antielectoralista que ningún partido está dispuesto a realizar pero que SÍ iría en beneficio de todos. Se podría plantear el pago de 1 euro por receta que luego se abonaría a final de año. De esta manera, el consumo de medicamentos por parte del estado, disminuiría.
Otra de las posibilidades que se plantean sobre la posibilidad de dosis personalizadas, o adecuar el número de comprimidos/cápsulas a la duración exacta del tratamiento, que se viene realizando en países como UK no es la solución al problema. De hecho en ese país existe desde hace tiempo una campaña para erradicar esta práctica ya que se considera una pérdida de tiempo y sobretodo de dinero... ¿se imaginan recibir una caja con 15 cápsulas cada una de un color diferente, sin número de lote ni fecha de caducidad? (para más información pinchen aquí)
Las quejas que recibe la farmacia sobre su inclinación comercial, es a lo que les obliga la Administración. ¿Cómo puede un farmacéutico titular pagar el sueldo de 2 farmacéuticos si el precio de los medicamentos baja?. Bien, ¿qué quiere un paciente cuando acude a la farmacia?. ¿Que le resuelva las dudas un titulado universitario o un auxiliar en farmacia?. Señores, la Administración no puede pedir duros a cuatro pesetas. No puede pretender que se ofrezcan servicios gratuitos en la farmacia si banaliza tanto la figura del farmacéutico.
Por no hablar de la farmacia rural. Ese bien tan preciado que ¿podrá subsistir a esta situación?
A la farmacia siempre se la ha apreciado, por su proximidad, pero también maltratado "ganan mucho dinero". Sin embargo, pocos saben que el margen neto de la farmacia ronda el 15%. ¿Cuánto dinero ganan las perfumerías?, ¿Las bebidas del restaurante? nadie se queja... y sin embargo, es su salud con la que juegan.
Para finalizar, creo que si al usuario se le educa a no ir a buscar toda la medicación de golpe, se le enseña de que "no todo tiene que entrar por el Seguro", el medicamento es un "bien preciado" y el cumplimiento del tratamiento debe ser del 100%, no se devolverían tantos medicamentos caducados nuevos, se valoraría más el recibir tratamiento "gratis".
No sólo esto, si a eso le sumáramos el control del despilfarro político, más control en las cuentas y la gestión del gobierno como si fuera una empresa, que tiene que ser rentable, no sólo ahorraríamos en medicamentos, sino en muchísimas otras cosas que luego serían positivas para el país: autopistas gratuitas para todos, mejor red ferroviaria, mejor educación y escuelas, mejor país en definitiva.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails