lunes, 1 de octubre de 2012

Claves para el escaparate de tu farmacia


Post escrito íntegramente por Salvador Ferrando de Admyra
La farmacia ha estado muchos años asociada a la idea de un simple establecimiento al que se llevan las recetas y se intercambian por medicamentos, pero este concepto ha ido en evolución. En la actualidad existe una gran variedad de productos de parafarmacia que pueden llegar a representar el 50% o 60% de la facturación en algunos casos.
Cada día son más las farmacias que  utilizan herramientas de Marketing para intentar obtener mejores resultados en sus cuentas de explotación y dar a conocer nuevos productos. La competencia entre boticas es cada vez mayor y, hay que estar preparados.
El escaparate, se convierte por tanto en una inmejorable tarjeta de presentación. La mayoría de farmacias venden los mismos  productos y, los escaparates están totalmente desaprovechados o, son idénticos a los de la competencia con carteles de las diferentes marcas.
En este post vamos a dar claves para aprovechar al máximo el escaparate de la farmacia, diferenciarse e innovar.
Recuerda que para HACER VALER se debe SABER HACER y HACER SABER
1.- Planifica las exposiciones. Es importante tener una planificación de los productos a exponer para organizar stocks, promociones y campañas. Habla con los laboratorios a ver en que pueden colaborar (bonificaciones, apoyo…)
2.- Relaciona las exposiciones con eventos naturales (primavera, verano…) o sociales (fiestas locales, navidad…)
3.- Expón productos adecuados a la temporada. A modo de ejemplo: solares en verano o caída del cabello en otoño.
4.- Exposiciones monotemáticas. Exponer solamente productos de una categoría y no mezclarlos. 
5.- Pocas unidades. Es recomendable evitar la masificación de productos y precios. Está demostrado que a menos productos expuestos mayor impacto.
6.- Muestra los precios de los productos. En los tiempos que corren el precio se vuelve una variable fundamental y, un producto expuesto sin precio pierde su efectividad en el escaparate.
7.- La composición debe ser acorde al producto expuesto. La utilización de decoración debe ser acorde al producto sin llegar a eclipsarlo. Un abuso de decoración resta importancia al producto dejándolo en un segundo plano y, no olvidemos que la función del escaparate es vender nuestros artículos.
8.- Debe ser innovador, atrevido, sugestivo y atractivo. Los clientes cada vez son más visuales y, la mayor parte de impactos a los que están expuestos son visuales.
9.- Cambiarlo regularmente. Como hemos comentado anteriormente los impactos visuales son muy numerosos y, si nuestro escaparate no se cambia con frecuencia perderá su efectividad.
10.- El mensaje. Debe invitar a la acción El escaparate debe transmitir un mensaje, eslogan o frase que lo acompañe. Ejemplos: No te quemes (solares), STOP (caída del cabello). Utiliza vinilos o, carteles. Evita usar cartulinas o folios a rotulador o bolígrafo.
11.- La iluminación.  Este punto es fundamental, puesto que gran parte del tráfico de peatones se produce por las tardes y, hay que tener en cuenta que en otoño/invierno a las 18h ya es de noche.  Se puede mantener una buena iluminación o, jugar con luces para dotar al escaparate de más dinamismo y centrar un punto de atención concreto.
12.-  La limpieza. Se debe mantener el escaparate ordenado y limpio si no se quiere transmitir una imagen de desorden y desidia.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails