domingo, 23 de mayo de 2010

Finanzas para farmacéuticos: breve explicación de las agencias de rating

En estos días se ha oído hablar mucho de ellas y simplemente voy a explicar cómo funcionan y qué hacen.
Las agencias más famosas son Standard & Poors (S&P), Moody's y Fitch.
Son empresas americanas que utilizando métodos diferentes, quieren realizar una graduación de la capacidad de pago de las deudas que se llama rating. Estas entidades utilizan datos e información pública. Se dedican a dar calificar empresas, gobiernos o cualquier instrumento que represente una deuda. Normalmente hay que pagar para que te hagan este estudio y el hecho de tener estas calificaciones facilita a las empresas/estados acceder a los mercados de capitales. Se puede emitir deuda sin rating también, no es condición necesaria, pero ayuda a la venta de éstas.
En la regulación de las compañias de seguros así como de los fondos de inversión son totalmente imprescindibles ya que sólo pueden tener en sus carteras un cierto porcentaje de cada una en función del rating.
Como el sistema americano de calificaciones en el colegio es de letras, aquí se sigue el mismo proceso. Triple A es la mayor calidad posible y D significa estar quebrado.
Cada una se inventa su propia escala pudiendo ser Aa2 o AA y a veces le ponen apellidos como: En revisión para la bajada, estable, perspectiva negativa ... Cada uno llega a la conclusión de que es uno u otro en función de sus estimaciones y sus bases de cálculo son diferentes. Pudiendo darse el caso de que una misma empresa o estado sea AAA por una y BBB por otra.
A diferencia del analisis bursátil que utiliza estimaciones sobre el futuro, las agencias de rating sólo miran al pasado. Por esta misma razón muchas veces los inversores pensaban/creían/estimaban que una empresa estaba mejor o peor que lo que dicen las agencias de rating, pero las agencias, con los datos disponibles solo pueden decir lo que pueden decir. Con esto por ejemplo puede ocurrir que si una empresa cierra el año el 31 de diciembre y publica las cuentas 3 meses mas tarde, la agencia de rating solo puede valorar hasta 31 de diciembre que pasa y ¡está en el mes de abril!
Otro problema es cómo se financian estos entes. No son los inversores lo que pagan a estas agencias si no las empresas, con lo que puede entenderse que cabe algún tipo de conflicto de intereses. Estas situaciones ocurren cuando las empresas quiebran y las cosas van mal, cuando van bien, todo el mundo esta feliz con ellas.
La gente piensa que si alguien trabaja en la industria financiera tiene que acertar en sus predicciones y aquí nos encontramos con que hay personas (que cometen errores como cualquiera) que utiliza unos datos y una metodología concreta. Como ven, nada que ver con estimar el futuro o hacer predicciones.
Nadie esperaba que la segunda mayor eléctrica de los EEUU quebrara en 2 dias y eso que era AAA ... pero si es verdad que conceder el rating AAA a los bancos de Islandia eso sí fue una barbaridad.

Con esto quiero decir que estas entidades no son perfectas ni infalibles, pero tampoco lo es ninguna otra. Si se entiende como funcionan, seguramente le ayudarán en un futuro a tomar mejor sus posibles decisiones de inversión en bolsa, renta fija o fondos de inversión.

Si tienen alguna duda o sugerencia, por favor, sigan escribiéndonos a nuestro mail info@saludability.com.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails