domingo, 11 de abril de 2010

Finanzas para farmacéuticos: Apalancamiento financiero

Los gestores de empresas se dieron cuenta de su coste de capital y empezaron a ser conscientes de las implicaciones. Básicamente, cualquier proyecto de inversión que supere en rentabilidad el coste de capital, genera valor para el accionista. Pero dado que el coste de los fondos ajenos (préstamos) es menor al de los costes fijos (menor riesgo, menor rentabilidad esperada), lo más sencillo para incrementar la rentabilidad es endeudarse cada vez que un proyecto de inversión tiene una mayor rentabilidad que el coste de los fondos ajenos.
En palabras sencillas, el apalancamiento consiste en lo siguiente: si tu esperas ganar un 10% comprando unas acciones, casas, negocios, y un préstamo tiene un coste de 5%, estás ganando un 5% sin asumir ningún riesgo.
Los gestores de empresas, vieron así una vía rápida para aumentar la rentabilidad de sus negocios, siempre y cuando entre la suma de todos estos proyectos, fueran capaces de pagar los préstamos. Si a esto se le suma el hecho que endeudarse era barato (tipos de interés al 3% en Europa) todo el mundo quiso endeudarse lo máximo posible, porque las inversiones, principalmente en vivienda, daban una rentabilidad muy superiores a ese 3%.
Esta máquina de generar beneficios no tenía fin, hasta que un día el sentido común provocó el fin de este espejismo. Los préstamos se dejaron de pagar y los bancos sufrieron graves pérdidas.
Entonces, el apalancamiento, ¿es bueno o es malo? como bien llevamos diciendo desde la segunda entrega de esta sección, lo más importante es el sentido común y no las fórmulas. Los números pueden ser estimaciones, pero la realidad y las consecuencias que esto implica, tienen que estar dentro de un cierto sentido. Por ejemplo, en las valoraciones de las empresas de internet, se asumía un crecimiento todos los años y hasta el infinito, de entorno un 5 a un 8%. No hay nada que pueda crecer un 5% hasta el infinito, por lo tanto, lo más importante es el sentido común.
En el próximo post os hablaremos de cómo se calcula el precio de una acción y van a entender porque los analistas se equivocan tanto. Seguimos esperando sus comentarios y consultas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails