miércoles, 14 de septiembre de 2011

Llegan Amazon y Alice a España. ¿Nos afecta?


Amazon y Alice, dos empresas separadas pero con objetivos comunes: vender por internet y de manera más barata.
Amazon, ¿quién no ha comprado en esa plataforma? Personalmente soy una gran fan de ella, compro de todo: telas, libros, videos,... y recientemente he visto que también tienen temas de salud: tensiómetros etc.
Alice, ese gigante que tiene atemorizados a los supermercados españoles...

¿Deben preocuparnos? Si tenemos en cuenta que la sociedad española no es la misma que la anglosajona ni tiene los mismos hábitos de compra que la de algunos países europeos próximos, os diría que no es una preocupación, pero quizás si deberíamos estar un estado de alerta (ver encuesta hábitos compra aquí). No sé cuántos de vosotros habéis ido a encuestas de mercado, aquellas que os llaman por teléfono, os citan en un sitio y os preguntan qué opináis de esto y aquello mientras os tomáis una Coca-Cola y un pincho quizás. Bien, en esas charlas es habitual que en tu presentación digas: quién eres, qué haces, dónde está la farmacia en la que trabajas y qué tipo de barrio tienes.  Personalmente, como he ido a más de una y de dos, lo tengo ya "apamat" entonces mi presentación es:
Hola, soy Inma Riu, trabajo en una farmacia que hace X y Z en venta libre vs seguro, estoy cerca del mercado de X, cerca del metro Y y mi clientela es más bien mayor.

Muchas veces asociamos a mayor a: gente mayor que ve la tele, lee poco el periódico y escucha la radio. Pensamos que no se conectan a Internet y que no nos tenemos que preocupar de la venta online de otras farmacias, no suben a Andorra a comprar productos en oferta y nos son fieles porque la gente mayor lo es, no le gusta que les cambien las caras ni los hábitos y porque somos los más simpáticos de la zona.
Quizás sí, en algunas cosas tenéis razón, sobre todo en que no les gusta que les cambien los hábitos de las cosas pero no olvidéis: la gente mayor tiene obsesión por no quedarse sin medicación y suelen tener hijos (no todos claro!) que sí van a Andorra, sí navegan por Internet y sí comparan las ofertas.

Por tanto, ¿debemos empezar a preocuparnos? La respuesta es: hay que estar atentos.

Cuando pensamos en productos cosméticos, quizás no pensamos en Amazon, pero podemos y debemos, en los foros femeninos, hablan de Amazon como ese lugar virtual maravilloso en el que encuentras de todo a unos precios de risa. El Edén de las adictas a las compras de cosmética y de ilusiones.

En este artículo publicado en El País, pudimos leer, que aunque está más ligado al sector tecnológico: Los ingresos de la tienda online Amazon crecieron un 41% hasta alcanzar los 6.570 millones de dólares en el último trimestre, ganancias debidas en parte al sistema de lectura electrónica Kindle, tanto del aparato como de su software instalado en lectores de otras marcas, como los iPad. 


Y aunque pensemos que Alice no puede afectarnos, la respuesta es: error. ¿No os afectan las parafarmacias de los supermercados que tenéis al lado? ¿No os afecta que en Schlecker se vendan muchas marcas propias de farmacia sin un farmacéutico que de consejo?

Como sugerencia os digo: potenciad marcas propias o marcas exclusivas de farmacia, no vendamos nuestra saliva, tiempo, sugerimientos a aquellos que luego nos abandonan, por que son incapaces de controlar (por el lote, parece que no saben dónde va a parar su mercancía) a quién han realizado las ventas.


Repito: Por tanto, ¿debemos empezar a preocuparnos? La respuesta es: hay que estar atentos. Si podéis abriros ya una cuenta en Amazon para ofrecer vuestros productos y de momento si queréis observad. Atacad cuando os sintáis cómodos y dominéis el cotarro.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails