lunes, 13 de febrero de 2012

Por qué no una gestión más sencilla….


En esta ocasión, hemos invitado a Lola Fernández a redactar un post en nuestro blog. Lola Fernández, es economista, MBA y mujer de farmacéutico rural que lo dejó todo para que su marido y ella adquirieran una farmacia en un pueblo pequeño próximo a Granada. Su experiencia como controller en el grupo El Pozo, le ha permitido empezar a gestionar su farmacia rural de un modo muy profesional. Nos cuenta su caso y cómo ve ella la gestión de la farmacia. En caso de querer contactar con la autora, podeís hacerlo a través de los comentarios de este post.
Por qué no una gestión más sencilla….
La coyuntura actual (Reales decretos, precios de referencia, crisis) hace que la oficina de farmacia española necesite cambios en los modelos de gestión. Con la necesidad de estos modelos nace un nuevo rol en las funciones del titular, pasando a ser farmacéutico Titular – Empresario, ahora además de las tareas tradicionales se debe conocer que está ocurriendo tanto a nuestro alrededor como en nuestra oficina de farmacia, organizar; analizar e implantar un plan futuro es necesario para sobrevivir a estos tiempos difíciles. 
Todos los que estamos sumergidos en este mundo somos conocedores, de sobra, de la situación. En distintos contextos nos alienta a que el titular sea el responsable de estos cambios, o bien contrate los servicios de grandes consultoras para ayudarle. No hay la menor duda de que estamos preocupados por el escenario en el que nos encontramos y en mayor o menor medida somos conscientes de que necesitamos un cambio, pero no todas las farmacias tienen las mismas oportunidades. 

En las farmacias rurales como en las de núcleos reducidos de población el problema es aún mayor:
  • Los trabajadores son, en la gran mayoría, el titular y un auxiliar, cuando no es sólo el farmacéutico titular, esto conlleva a que su tiempo sea escaso para estas nuevas gestiones, que además necesitan de una formación en la materia. 
  • El impacto económico que se está sufriendo es mayor unido a un menor beneficio neto, por lo que la contención del gasto en estos momentos es primordial, lo que conlleva a no contratar servicios externos para esto.
A finales del 2.010 mi marido y yo, un farmacéutico y una economista, nos embarcamos en un negocio común, la compra de una farmacia en un pueblo pequeño. Desde el primer momento hemos tenido claro que hay que gestionar la farmacia desde un punto de vista empresarial. Juntos hemos trabajado en adaptar un programa de acción que convine la operatividad y la sencillez y que ambos podamos trabajar en él. Después de un año, el día a día nos demuestra que está funcionando. El camino está siendo largo y lento, ambos teníamos mucho que aprender pero, a su vez es gratificante observar que con la unión de nuestra experiencia y formación hemos podido desarrollar herramientas de control y diagnostico para ayudar a la gestión de nuestra Oficina de Farmacia.
Profesionalizar la gestión de las farmacias es lo correcto en esta situación, pero creo que hay que establecer un modelo para cada circunstancia y necesidad, sin olvidar que el objetivo final es el mismo. No se puede dejar de lado a un grupo de farmacias tan numeroso, las rurales o de poblaciones reducidas, que tienen las mismas necesidades de gestión, pero unas características distintas.
Próximamente, Lola creará una guía de gestión / ebook con su experiencia al mando de una farmacia rural que podréis adquirir online. Ya os iremos informando. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails