martes, 7 de diciembre de 2010

La fidelidad del consumidor.

Recientemente he estado leyendo varios libros de Luis Bassat. Justo acabar la carrera, quise apuntarme al curso que ofrecía la agencia Ogilvy con Esade sobre publicidad, en BCN, pero que nunca hice ya que pensé que mi background no encajaría con lo que estaban buscando. Luego, cuando hice prácticas en el área de Ogilvy healthcare, me di cuenta de que quién mejor que un sanitario que hacer publicidad para sanitarios… en fin, cosas del destino.

Por otra razón muy distinta, acabé entrevistándome con alguien del equipo Bassat entre medias y mientras esperaba en su agencia de la Av Tarradellas, pude contemplar varias de sus campañas e ideas creativas que mostraban constantemente en un televisor. La publicidad me fascina.

Por esa misma razón, os voy a hacer un part de posts que creo que os van a parecer muy interesantes y que tienen que ver con EL libro rojo de la publicidad.

El primero de ellos habla de la publicidad de las marcas: el consumidor no es fiel a una sola marca, selecciona entre una variedad. En él, habla de los productos en los supermercados, pero es totlamente aplicable a cualquier establecmiento.

Andrew Ehrenberg, de la London Business School (LBS) una de las mecas de escuelas de negocios inglesas, demostró, más allá de la duda, no sólo que los compradores de una marca compran otras de la misma categoría sino que en la mayoría de productos de alimentación solo el 10% de los compradores de una determinada marca, adquieren exclusivamente esa marca a lo largo del año. Su investigación le permite concluir que cada consumidor tiene un repertorio de marcas. Cada una de las cuales puede ser intercambiable con las demás, porque probablemente cada una de ellas es comprada regularmente por él. Las que no aparecen en su repertorio particular son percibidas como no aceptables.

Por tanto el primer objetivo de publicidad es conseguir que nuestra marca aparezca en ese listado , ese short list de marcas preescogidas.

Cuando se pretende entrar en un mercado, con una nueva marca, es importante saber que no se puede seduc ir desde un primer momento.

El mejor consejo es ascender peldaño a peldaño. Que se fijen en nuestra marca será nuestro primer éxito. Una vez haya ascendido al escenario, deberá acostumbrarse a compartir el escenario y finalmente compartir aplausos, intentando conseguir más que los demás.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails