martes, 8 de febrero de 2011

La crisis ninja de Leopoldo Abadia en el COF de Barcelona

Pues lo avisaron con antelación y han tenido que volver a enviar otro mail recordando la importancia de llegar a la hora a no ser que los colegiados se quisieran quedar sin silla.
Leopoldo Abadía es ante todo, todo un señor. Oí hablar de él cuando aún vivía en el extranjero, en el 8 de Eagle Wharf para ser concretos.
Hay un señor mayor que se ha hecho famoso porque explica la crisis de un modo muy sencillo, me comentó un día el Deustoman a la hora de cenar. La cosa no pasó más de allá. Por supuesto que estaba orgulloso porque el tío es aragonés (como él) y si os tengo que ser sincera, quizás hasta lo metí en youtube y miré algo, pero nada más.
Cuando la comisión de cultura (a la que asisto en todos aquellos actos interesantes que coinciden con mi agenda: Jordi Pujol, Piruletes de Xocolata...) invitó a D. Leopoldo a dar una charla de Los sensatos delante de la crisis, pensé: tengo que ir.
Y he ido.
Y me ha gustado.
Y os lo recomiendo.
El Sr. es muy carismático, tiene porte, labia y gracia. Conecta con el público y un largo etc. A pesar de que creo que las bromas suelen ser parecidas en todos los sitios a los que va y de hecho, lo he mirado un segundo en youtube y en 2 minutos he escuchado las mismas bromas en el mismo orden del discurso que ha dado.  Pero bueno, el Señor tiene gracia.

Me quedo con varias ideas que ha dicho de la charla:
-lectura diaria y obligada de 15 minutos de 2 periódicos (generalista+economista)
-positivismo. A pesar de que las circunstancias sean adversas, siempre tira para adelante.
-imaginación.
-ir a donde haya trabajo. Lo importante es poder trabajar, sea en Barcelona, Madrid o Senegal.
-pensar que la crisis del 29 fue peor que la de ahora. A pesar de que muchos de nosotros no sabemos que fue lo de la crisis del 29.

Una velada amena y agradable, como si hubiéramos estado con mi tío abogado y hubiéramos hablado de las cosas de la vida, pero aderezadas de ese savoir faire antaño, con un vocabulario antiguo pero muy cercano y con sentido común a la vez.

¡AH! y prohibido hablar de la crisis.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails